Infusión de canela

Su origen se remonta al III milenio a. de C. y su procedencia se ubica en Sri Lanka, lugar donde era tan apreciada como el oro y se utilizaba como ofrenda religiosa al sol. Se estima que fueron los romanos quienes la introdujeron en sus dominios a través de la Ruta de la Seda e iniciaron su uso en la gastronomía. Del árbol de la canela, se retira la corteza interna y posteriormente se muele para obtener un polvillo de reconocidas propiedades relajantes.

Preparación Recomendada:

Ingredientes:

Recetas