Cidrón

Conocido desde cientos de años atrás por sus propiedades relajantes y por los usos gastronómicos y medicinales dados por los aborígenes americanos, el Cidrón fue una de las plantas que más cautivaron a los primeros colonizadores que llegaron a América Latina, llevándolos a cultivarlo en las lejanas tierras europeas, para así perfeccionar su uso y desarrollar diferentes maneras de consumirlo.